jueves, 29 de noviembre de 2007

Asesinato de embriones

Señora, si, usted, Carmen Areoso: Abuela, déjese de tocar las pelotas. A su edad y jubilación podría hacer usted algo más interesante que poner demandas y entorpecer a científicos que están haciendo su trabajo, que no es nada menos que avanzar los escasos conocimientos de esta humanidad.

“Va contra la ley divina; estoy muy sensibilizada con la manipulación genética y por eso he denunciado” se justifica, pero lo suyo no tiene ninguna justificación.

De fondo lo de siempre, una idea metidas en la cabeza del vulgo por los de siempre. Oponerse a cualquier avance, a cualquier descubrimiento, a cualquier cosa que implique conocimiento es su quehacer diario.

¿Por que? Quizá sea porque tienen la certeza de que a más conocimiento, mas avance de la humanidad, menos pintan ellos en este cotarro. Entorpecer sobre todo el avance de la ciencia es lo que los ha caracterizado históricamente y ellos en su línea.

Galileo iba a la hoguera derechito y ahora unos científicos tienen que ir a declarar ante un juez porque una señora los acusa de “asesinato de embriones”. Ya puestos, señora, denuncie a cada uno de los que en un acto de amor propio reviente sus espermatozoides contra la pared.

3 comentarios:

Gloria dijo...

jajaja, pues no muere ninguno en el camino...

Algo que han conseguido también los mismos, que con tantas prohibiciones la gente esté aburrida y no tenga en otra cosa que pensar que en el mal que están haciedo los otros.

hay gente pa to!

gamuza dijo...

sere un genocida para esta señora pues..... lo que me daria gracia, seria enterarme q esta vieja pelotuda quedo cuadriplejica y como las investigaciones son atacadas por gente idiota como esta, se morira un vegetal.

En fin, siempre pasa lo mismo, siempre es el mismo sector el que atenta contra la evolucion humana, es la misma que condena la investigacion cientifica, solo por que su señor invisible dice q eso esta mal

Sra. Garrafa. dijo...

Mientras leía pensé en Galileo y tantos más ajusticiados, pero veo que no hace falta pensar en alto.
Déjalos que denuncien, que protesten, pataléen y lloriquéen, lo malo sería esta pava fuese jueza.
Mi pregunta es si estos seres tan cuadriculados y planitos son felices. Son dignos de estudio.

PD: Me ha hecho reir tu frase final, gracias.