miércoles, 17 de octubre de 2007

Merece la pena

Merece la pena vivir siendo un incomprendido, vagar por la vida buscándose a uno mismo, no ser el que los demás esperan y darte cuenta que sabes como empieza todo pero nunca como termina.

Merece la pena vivir como si todos los días fuesen el último, vivir intensamente cada segundo de tu vida y saber que cuando todo se termine habrás hecho todo lo que podías y un poco más.

Merece la pena vivir sabiendo que no eres el mejor y que quizá muchas veces seas el peor, pero que no te guías por lo que los demás consideran bien, sino a lo que te lleva tu propia razón.

Merece la pena vivir soñando un mundo mejor aunque sea imposible, hacer el bien y no conseguir nada a cambio, pero estar conforme contigo mismo y saber que haces que el mundo sea un poco menos feo.

Merece la pena ser quien quieres ser, quien has soñado ser, ponerte metas imposibles para conseguirlas y tener después otras nuevas para seguir buscando ser un poco mejor.

Merece la pena vivir para soñar, reír, llorar, disfrutar, sufrir, gritar, callar, escuchar, caerse, levantarse, mirar al cielo una tarde de sol y darte cuenta que eres solo tu quien decide tu propio destino.

3 comentarios:

Gloria dijo...

Sí Mcfly, si señor. Y puede ser que a veces, yo personalmente, me haya perdido en el camino, pero eso también merece la pena vivirlo.

Un saludo

crisland dijo...

Claro que merece la pena, lo que no tengo claro es si te describes a ti mismo, pues, en caso de serlo, no creo que seas tan incomprendido como sueles indicar, sino más bien quieres parecerlo...
1 bci from Crisland, y Felixidades pq ésta es la entrada 99.

Javier Orcali McFly dijo...

Poco que agregar a vuestros comentarios porque soy opiniones personales. Lo que puedo añadir es que aunque es de lo último publicado es lo más antiguo que he colgado en el blog. Estás líneas las escribí hace cuestión de 4 años y digamos que muchas cosas cambian en ese tiempo.