jueves, 20 de marzo de 2008

Lluvia, llueve dios mío

Dicen que la lluvia purifica. También he oído, o más bien leído, alguna vez sobre diluvios que ponían en su lugar a los desubicados humanos. Hoy llovió, aunque como siempre, no fuera a gusto de todos.

Más de una lágrima se derramó para humedecer aún más, si cabe, el ambiente como muestra la foto, aunque somos más de uno a los que no se nos quitó la sonrisa de la cara al ver la primeras gotas caer.

Dios mío, aunque no crea en ti te pido 3 o 4 días más de lluvia para purificar un poco esta ciudad. Si estás por ahí, te da por existir y me lees pon un poco de cordura en todo este asunto y deja dentro de los templos la esculturas de uno que decía ser hijo tuyo, que no todos queremos verlas.

Es todo por hoy, que la miss se va a hacer un ritual llamado “la danza de la lluvia” para, como se dice en Argentina, ver si el chancho chifla.

4 comentarios:

Pilar dijo...

jajajaja es lo que tiene la semana santa, que siempre llueve.
Sabes que te digo, que no pidas tanto a Dios que me jode las vacaciones, además yo funciono por el tiempo, y si hace mal tiempo me pongo de mala leche o me da el bajón. Así que no seas tan cruel y piensa en gente como yo que aunque no haya visto una procesión desde hace años aun viviendo rodeada de cofradias, queremos disfrutar de la montaña, las fiestas y el buen tiempo en general¡¡¡ Que malahe tienes miss, ¿es que estás con la regla?JIJIJI
BESICOS¡

Sra. Garrafa dijo...

Cómo me gusta ver la que cae y deslumbrarme por los rayos que han caido junto a mi casa...Lo siento por quienes se joden en esta ciudad, pero puestos a elegir me prefiero a mí, que ya me he jodido bastante el resto de días.
Lo malo es que con la que cae, ¿Por dónde me dejo caer?

Alicia dijo...

Es que el que decía ser hijo suyo se hubiera reído de todos esos fariseos que, como los de aquella época, montan un negocio y un ritual prehistórico en lugar de vivir con una filosofía solidaria, que de eso se trata.
Cuando esta mañana vi en el noticiero de la TVE internacional las escenas de la lluvia en Sevilla, me reí con ganas pensando en cuanto lo estarías disfrutando. Por suerte, aqui los subdesarrollados porteños somos un poco más cuerdos, y la Pascua la usamos para comer huevos de chocolate solamente.
Me gustó la entrada de hoy, es de esas que tiene chispazos de buen escritor (dentro de lo objetiva que puedo ser, claro! jajajaja). Besos y ánimo que ya falta menos

Lo que vi por aquí dijo...

Hace días quería ponerte una notita y no podía entrar en tus comentarios. Me gusta mucho tu Blog, te sigo el hilo y el sentido del humor!
Suerte.