martes, 15 de abril de 2008

Povera Italia

Silvio Berlusconi volverá a regir el destino de Italia, esa es la noticia y solo se me ocurre decir Povera Italia. La elección de este sujeto es la última de una serie inagotable de barbaridades que se hace a si mismo aquel maravilloso país.

No es un problema político, es un problema de todo el estado en conjunto, que ha llegado a una degradación moral de dimensiones casi bíblicas.

Mientras la basura se acumula en Napoli, la mafia sigue siendo la autoridad en muchas regiones y la iglesia sigue imponiendo criterios sobre el estado. Los impuestos los pagan cuatro tontos y se vota por un señor que representanta en si mismo todas las miserias del italiano de a pié.

El estado se desmorona y no lo ha hecho antes en parte gracias a la pujanza económica del norte industrializado, que ha tirado del resto para que, hasta ahora, Italia fuera un país habitable. Las previsiones macroeconómicas a nivel mundial no son nada halagüeñas y posiblemente sea Italia quien se lleve, a nivel europeo, el peor palo.

Con Berlusconi a la cabeza Italia comienza a vislumbrar la caída en una crisis que parece inexorable. Povera Italia.

4 comentarios:

Simo dijo...

Esa frase siempre la decía mi abuela, y la sigue diciendo... No hay mucho que comentar que no se haya dicho ya... una masa de ovejas, eso es lo que son. Lo han elegido, que ahora aguanten ellos a ese bufón. Povera Italia.

ciccilio dijo...

Povera Italia!! Eso es...Povera Italia, no tanto porqué ganó Silvio Belusconi, sino porqué las opciones que han tenido los italianos en esta elecciones han sido:
1.) Elegir un mafioso.
2.) Elegir un incapaz

De todas formas, sigo super convencido que los Italianos sacamos lo mejor, y hacemos los milagros, cuando parece que estamos acabados y cuando NADIE apuestaria ni un duro sobre nosotros. Esta, ahora mismo, es la unica fuente de optimismo que tengo

La Miss dijo...

Ciccilio, no creo que ese espíritu patriótico sirva de nada ahora mismo con ese sujeto en el gobierno. Ese espíritu nacional solo sirve para una cosa: Ganar mundiales de fútbol y el deporte en general. No nos engañemos, esto tiene una pinta penosa y no hay una pelota de por medio...

ciccilio dijo...

...vale...pere te recuerdo, querida Miss, que al terminar la segunda guerra mundial, saliendo de una dictatura fascista de 20 tacos, con las ciudades destroidas, nos hemos levantado, y bien creo, convertiendonos, que guste o no, en una potencia mundial...y no habia ninguna pelota en el medio! Que Silvio Berlusconi sea un cabron, no cae duda...