lunes, 21 de abril de 2008

Por la no reproducción

Esta gente que no tiene nada mas interesante que hacer y decide reproducirse para realizarse en la vida: que triste. Reproducirse significa dejar de tener vida propia, prácticamente dejar de vivir para que otro lo haga por nosotros.

La reflexión de hoy es clara y directa: (Espero que mi amiga Txaro tome buena nota y decida que Paquito puede esperar) No a la reproducción, Si a la vida.

Como ejemplo gráfico, que según parece tiene más impacto, dejo este video que puede sacar de dudas a mas de uno.

2 comentarios:

El Amigo de la Miss dijo...

ahí está mi amiga, siempre llevando la contraria. Será por esto que me gustas, pero tengo curiosidad por verte dentro de 10 años, a ver si se te despierta a tí también el instinto maternal... Yo creo que no, pero bueno, nunca se sabe, jeje...

Sra. Garrafa. dijo...

Seré egoista, pero ¿Una miniatura? No, gracias, ¿Dónde se iría la peter pan de la otra entrada?
Es curioso que sean los únicos cachorros que no me gustan, pero es que lo raro es que alguno de nuestra especie me haga gracia.
Mis íntimas amigas fantasean con la idea de hacerme madrina llegado el día, ¿Pero de qué hablan? ¿Tan poco los piensan querer?
Debe ser egoismo, sí, porque todos venimos de ahí, pero también lo contrario es ególatra. A ver por qué desde todas las asociaiones y veterinarias se fomenta la esterilización/castración de mascotas y la adopción y aquí todos quieren tener su miniYO.