miércoles, 30 de abril de 2008

A cada cerdo le toca su plato frío

No había que ser muy listo para darse cuenta del final que se acercaba. Los delincuentes se ven venir y los rastreros estafadores mucho antes. Lo que no saben muchos de ellos es que como se dice coloquialmente “a cada cerdo le toca su San Martín”.

Siempre me ha encantado esa frase, que hace referencia al día de San Martín en el cual es tradición efectuar la matanza de los cochinos. La metáfora del refrán es genial, gráfica y contundente.

Aquí huele a cerdo a las brasas, sin prisas, porque a fuego lento es como mejor queda y más si se sirve en plato frío, al igual que la venganza. Aunque reniegue de algunos dichos y refranes, estos dos son exquisitos.

La venganza se sirve en plato frío y a cada cerdo le toca su San Martín. Algunos podrían tomar buena nota, para no ser sorprendidos.

4 comentarios:

Gloria dijo...

que trama estarás preparando...
no entiendo nada

Besos
Gloria

Sra. Garrafa. dijo...

Estoy esperando, atenta...

iReNe dijo...

Qué pena reflejada en sus ojos vacíos. Para todos los animales no humanos, somos nazis, somos crueles, les quitamos su libertad por pura gula y egoísmo.

Saludos veganos.

ivan dijo...

Ojalá hubiera más gente en el estado de ese cerdo y más cerdos como la gente que vive de manera porcina. Ja, quisiera ver a un humano con las cuencas vaciadas, la boca sangrante y la piel frita. Me daría apetito. Ver a este ser inocente y bello me hace odiar más a la humanidad. A quien diablos se le ocurre crear a simios calvos, sin cola y sin instinto?