viernes, 1 de febrero de 2008

La iglesia vuelve a la carga

La noticia de hoy es que la iglesia pidió ayer el voto por el Partido Popular (PP) argumentando que no se puede votar a un partido que negocia con terroristas. Además, justificó esa idea hablando de aborto, homosexualidad y demás asuntos siempre desde su particular punto de vista.

Esta es la noticia, que la iglesia vuelve a la carga, pero esta vez se han pasado o al menos ha sido la gota que colmó mi vaso que estaba demasiado lleno. ¿Como se puede ser tan inmoral? la iglesia no solo negoció, sino que fue intermediario entre ETA y el gobierno del partido para el que ahora piden el voto ¿cómo se puede tener tan poca vergüenza?

De "inmoral" calificó el gobierno esa declaración de la iglesia, pero ¿Que van a hacer al respecto? ¿De una vez se van a enfrentar a la iglesia o van a seguir como hasta ahora? ¿Algún día el PSOE se opondrá sin tanta vuelta a esta gentuza?

Se habla mucho del integrismo islamico, pero que alguien me diga que diferencia hay entre eso y lo que pretenden imponer los obispos. Las leyes son una cosa y la religión otra, yo no soy católico y no tienen porque imponerme su moral de mierda. Que yo sepa yo no obligo a nadie a divorciarse, a abortar o a ser homosexual, mientras por su parte ellos si que quieren que yo me rija por su moral, reitero, de mierda.

¿Que esperan los cristianos auténticos para desligarse de esta basura? En tiempos de Juan XXIII o Paulo VI, con el Concilio Vaticano II como bandera la iglesia había dado un paso hacía el cristianismo y el respeto a los demás, pero desde Juan Pablo II hacía aquí solo se ha visto que aquello solo fue un error.

Desde esta humilde tribuna pido una pequeña reflexión sobre esta iglesia y dureza e intolerancia hacia esta gente. Ya esta bien de ser tolerante con los intolerantes, no es la primera vez que lo digo. Desde ya, por si quedaba alguna duda, quiero expresar mi repudio hacia esa institución nauseabunda y todos aquellos de directa o indirectamente colaboran con ella o la defienden a pesar de hechos tan claros como estos.

Respeto la fe de las personas aunque no la comparta, pero soy incapaz de respetar quien pertenece a una institución como esta, que todos los días me falta al respeto.

2 comentarios:

NOA dijo...

Hoy no podría estar más de acuerdo contigo.Muchas veces he tenido que enfrantarme a mucha gente por pensar como pienso,o mejor dicho por hablar de lo que pienso.Y lo pienso desde el conocimiento profundo de como se las gastan estos y quienes les apoyan.Fui educada en un colegio religioso femenino durante 11 años.Un colegio que se enorgullecía de ser exclusivamente femenino y que juraba y perjuraba que jamás sería mixto.Hasta que,oh sorpresa!,el gobierno dijo que retiraba las ayudas a colegios concertados que no fueran mixtos;es decir,si querían ser estrictamente privados,perfecto,podrían aplicar el reglamento que quisieran,pero si querían beneficiarse de las subvenciones y ventajas fiscales debían pasar por el aro.Ni que decir tiene que al año siguiente la mitad del alumnado era masculino.
Yo crecí oyendo que un buen cristiano jamás debía ser socialista o comunista o simplemente de izquierdas.Que Franco debía ocupar un lugar preferente en el santoral.Que la célebre campaña Póntelo,pónselo,era un atentado contra la moral y una llamada al libertinaje.Todo eso mienttras que el cura que nos confesaba y nos daba la comunión se ponía más cariñoso de la cuenta.
Así que con este panorama a mí la Iglesia ya no me sorprende,me asquea,pero no me sorprende.Quienes sí me sorprenden son los que a estas alturas les siguen dando pábulo y les dejan meterse donde no les llaman.Quienes no dan un manotazo en la mesa y dicen Basta ya!.Los que no respetan la separación Iglesia-Estado.
Como bien dices tú no obligas a nadie a acatar ningún tipo de moral ni de ética y me pregunto cuando van a dejar ellos de hacerlo.
España es un Estado aconfesional,y esto que parece que se nos olvida,es lo único que sería necesario argumentar para que mantuvieran la boca cerrada,independientemente de las sandeces que dicen.
No fueron pocos los obispos que no iban a entierros de víctimas de ETA ni tampoco los que dieron cobijo a algún terrorista huido en su parroquia.
Podría pasarme horas y horas rebatiéndoles pero creo que el mal humor se apoderaría de mí y no quiero que me sigan amargando la vida que ya tuve bastante en mi infancia.
Con las tripas del último Papa ahorcaremos al último rey.

Kris dijo...

Te cuento un poco, en diciembre tuve que ir a una misa, el caso es que el cura empezo a hablar del aborto, y claro, como una misa no es un debate, alli tuvimos que escuchar sus historias, vamos que solo le faltó pedir el voto al PP, de hecho mi padre se marchó de la iglesia.
A mi lo mismo me da si la iglesia quiere dinero y los feligreses se lo dan, pero que el gobierno le de dinero, en eso no estoy de acuerdo, y mucho menos en que se metan en política.