lunes, 7 de enero de 2008

Sensaciones

Un acento que no recordaba tener, asados y vino hecho en casa, reencuentros mejores y peores, un verano benevolente, últimas vueltas de vértigo y unos cuantos kilos de más.

Descubrimientos musicales, clases magistrales de gnochi. Hasta las putas son histéricas, partidos de truco, las calles tiene pozos y me sigue resultando violento caminar por ellas. Canciones heavys dedicadas por jóvenes estrellas y viejos prejuicios superados y que molesta que no se superen.

Los bares siguen siendo territorio de quienes van de formales por la vida, lo artificial sigue imponiéndose a lo real. 10 millones de personas una encima de la otra siguen siendo territorio hostil.

Todo sigue igual, aunque todo ha cambiado. Sigo siendo un extraño en lugares que siguen siendo mios. Unas horas más y vuelta a la realidad, hay que aprovecharlas. Vos bailá y no pienses.

(Foto http://www.flavio-olivieri.com/)

2 comentarios:

gloria dijo...

que bonito la pintura que has elegido, es un camino... solo uno.

Un abrazo

Gloria

Sra. Garrafa. dijo...

Bienvenido al frío, las trombas de agua, los dolores de garganta, la fiebre...

Espero que algún año me guíes hasta esos veranos tan inhóspitos.