viernes, 28 de diciembre de 2007

Esta es la iglesia católica pederasta

Después es uno el radical porque se desmarca de la institución a la que pertenece nuestro protagonista de hoy. Nuestros amigos los obispos, una vez mas vuelven a hacer de las suyas. En este caso el obispo de Tenerife, Bernardo Álvarez, fue quien se despachó a gusto en una entrevista al diario La Opinión.

Álvarez no solo comentó que “la homosexualidad perjudica a las personas y a la sociedad”, sinó que fue un poco mas alla y refiriéndose a la relaciones sexuales con menores manifestó que "puede haber menores que sí lo consientan y, de hecho, los hay. Hay adolescentes de 13 años que son menores y están perfectamente de acuerdo y, además, deseándolo. Incluso, si te descuidas, te provocan”.

Muy simpático nuestro protagonista de hoy, aunque en este caso no creo que sea necesario ser un gran lector entre lineas para darse cuenta, a simple vista, que lo que ha tenido este sujeto es un lapsus de lo más divertido.

Lo que si jode es, aunque esta sea la enésima demostración de lo que la iglesia significa, que uno que se opone a esta despreciable institución tenga que seguir teniendo "tacto" para no herir la sensibilidad de quien cree en esta vergüenza, mientras ellos no dejan de herir la de quienes tenemos dos dedos de frente.

4 comentarios:

Sra. Garrafa dijo...

Y yo que pensaba que era el ex-marido de Sara Montiel.
Se le ve la patita...

barb michelen dijo...

Hello I just entered before I have to leave to the airport, it's been very nice to meet you, if you want here is the site I told you about where I type some stuff and make good money (I work from home): here it is

CresceNet dijo...

Gostei muito desse post e seu blog é muito interessante, vou passar por aqui sempre =) Depois dá uma passada lá no meu site, que é sobre o CresceNet, espero que goste. O endereço dele é http://www.provedorcrescenet.com . Um abraço.

>>> rbk dijo...

Espero que este cabrón se pudra en el infierno ese que tanto proclama para los demás. Y encima sale otro diciendo que ha sido mal interpretado. Asquerosos.