viernes, 20 de abril de 2007

Hipocresía

Hace un par de noches, tranquilamente sentado en el sofá de mi hogar, me encontré un documental en la tele sobre el tema de la marihuana terapéutica.

¿De que iba el documental? De lo de siempre, de una gente que esta realmente jodida y que en su caso, la marihuana era su solución. Para unos era útil para no perder la vista, para otros, una forma de que los meses que les quedaban de vida fueran de eso, de vida, ya que esta sustancia les permitía reducir su sufrimiento.

Como contrapartida, el documental mostraba a una organización, financiada por el gobierno de EE UU que se oponía tajantemente, argumentando que sus hijos (era una organización de padres) habían muerto a causa de las drogas. ¿El argumento de esta gente? Muy simple, sus difuntos y adictos hijos habían empezado consumiendo cannabis, para luego “pasarse” a otro tipo de drogas, como por ejemplo cocaína y heroína

Ese último argumento, desde ya, logró alterar mi habitual tranquilidad y paz interior. Vamos a ver, señores, que se está hablando del uso terapéutico de la marihuana y no al uso porque si. Además, quien acaba en la heroína hubiera dado con ella con o sin cannabis.

Hipocresía es lo que hay, y mil historias de “manos negras” que pueden explicar el por qué de la prohibición. Pero vamos a dejarnos de tonterías y vamos a llegar de una vez a la esencia del asunto, en el mundo hay millones de consumidores de marihuana, con fines terapéuticos y sin ellos, que en su mayoría no han consumido, ni consumirán, drogas que si son un riesgo para su salud y su vida.

Por el contrario, otros que han perdido la vida a causa de las drogas, antes de llegar a ellas habían consumido tabaco & alcohol (ambos legales), cannabis, chuletas de cordero, papas fritas y leche materna, entre otras cosas, y yo todavía no he oído a nadie querer prohibir todas esas cosas. El argumento se cae por su propio peso.

No hay un solo estudio científico serio, que diga que quien consume marihuana acabará irremediablemente en drogas duras, ni uno, y tampoco hay ninguna persona en el mundo que muriera por sobredosis de marihuana (y yo he visto a gente fumando a lo bestia).

Dejemos de ser hipócritas humanidad, una vez aunque sea, legalicemos la dichosa planta y si no es mucho pedir fumemos todos juntos, que estoy seguro que el mundo sería un lugar un poquito mas habitable si lo hacemos.

6 comentarios:

Jeanfreddy dijo...

En Venezuela ya han habidos dos encuentros anuales, y si te recuerdo el Festival Mundial de los Jóvenes y los Estudiantes, o el Foro Social Mundial, definitivamente eso fue puro legalized it!

Largo dijo...

"cannabis de calidad y barato...LEGALEGALICION!!!!"
estoy de acuerdo contigo estimado Mc.

Largo dijo...

perdón... LE GA LE GA LI ZA CION !!! ya me fume uno...

isidoro dijo...

absolutamente de acuerdo, mis reverencias

Javier Orcali McFly dijo...

Gracias a todos por los comentarios, lo se, se me calentó la tecla, pero me cansa un poco la desinformación intencionada sobre el tema...

soñolienta dijo...

te varían, te equivocan, te hacen sentir los sueños, te hacen olvidar problemas, te relajan, te pierdes en tu realidad imaginaria, te inspiran, te atontan, pierdes la objetividad del subjetivo mundo y sus papeles, te ensoñolientan, varian tus conductas, y mecanismos mentales; te hacen volar, caer,llorar,reir,sentir…prohibamos la marihuana,prohibamos el amor