viernes, 29 de junio de 2007

21 años después es como si fuera hoy

Estaba a punto de cumplir los 6 años. No tenía idea de lo que era un estado, de lo que era un país. Había disfrutado unos días antes del momento mas artístico de la pelota, que era por aquel entonces con lo que, a base de patadas, más me divertía .

Había visto ya 6 partidos en los que mi equipo y principalmente mi héroe, que 21 años después sigue siendo el mismo, habían dejado atrás a Corea del Sur, Italia, Bulgaria, Uruguay, Inglaterra y Bélgica.

Esa tarde del 29 de junio de 1986 no creo que me la borre de la memoria ni las mas cruel de las enfermedades. La cosa se había puesto de cara, un 2 – 0 que parecía definitivo, pero los alemanes de Alemania Federal daban la sorpresa empatando el partido a pocos minutos para el final. Si, quizá estoy viejo, pero recuerdo cuando existían dos Alemanias.

Pero apareció él, en medio del campo se inventó un pase de esos que solo podían salir de sus pies. Diego Armando Maradona dejaba a Jorge Burruchaga frente a Harold Schumacher, guardameta alemán, y con un toque sutil después de una larga carrera ponía el definitivo 3 a 2.

Han pasado 21 años, estoy a punto de cumplir los 27, y sigo recordando como si fuera hoy aquel momento. Por eso, cuando algún intelectualito de poca monta me pregunta: “¿Por qué te gusta el fútbol?” siempre contesto lo mismo: “no me lo contaron, yo viví en primera personas lo que era capaz de hacer Diego Armando Maradona”.

2 comentarios:

Gloria dijo...

qué memoria corazón mio!!!

Está claro que uno guarda la memoria para los momentos más significativos de su vida, y como dices, es este uno de los que te marcaron tu personalidad y tus preferencias.

muchos besitos

Gloria Avila

Ana G. Mariscal dijo...

Yo era mu chica para acordarme y muy españolita para la veneración maradoniana con tan sólo un añito. Tienes la suerte no sólo de haber vivido la gloria, sino de haberla disfrutado.

Enhorabuena