lunes, 28 de mayo de 2007

Enemigo de su propia revolución

Aceptémoslo, Fidel Castro se va a morir. Lo sabemos ahora y también se sabía en 1959, es un hecho científico, antes o después es irremediable, nosotros mismo moriremos algún día. Su figura puede caernos mejor o peor, podemos odiarlo o amarlo, eso ya está en cada uno, pero el tipo se va a morir y tiene toda la pinta que no dentro de mucho.

No es un caso aislado en la historia, de izquierdas o derechas es igual, el ser humano es tan idiota que no es capaz de ver mas allá de si mismo, de sus propias narices, de su propio ombligo, a pesar de que se trate de un tipo como Castro que, a simple vista, puede parecer un hombre inteligente.

Tantas ideas, tanta resistencia. ¿Y para que? Para poner fecha de caducidad, la de su propia vida, a lo que se defendió con uñas y dientes y por lo que se luchó toda la vida. Que triste.

Lo que pasará en Cuba cuando Fidel muera es una incógnita, pero el panorama es de lo mas oscuro, no ya porque impere tal sistema político o tal otro, sino porque una vez mas el ser humano demuestra no estar a la altura de las circunstancias. En este caso es Fidel Castro el hombre que no ha estado al nivel de su propia historia, y perpetrándose en el poder, no ha hecho más que facilitar el fin de su propia revolución.

7 comentarios:

Ciccilio dijo...

....hace tiempo que tengo una duda....no es que ya haya muerto???

Sra. Garrafa. dijo...

Cuando los hechos no se corresponden con las ideas hay que ser humildes y quitarse del medio para dar paso a alguien mejor. Fidel Castro debió hacerlo hace muchísimas décadas y su figura hubiese quedado igualmente embellecida como la del Che. Si conocéis a gente cubana (dejando a un lado la política) sabréis que lo que están obligados a pasar.
No hace falta decir que todas las dictaduras son malas. Sólo cabe esperar a si los van a seguir exprimiendo.
Para quien aún no lo haya leido recomiendo "Te dí la vida entera", de Zoe Valdés. Retrata con humor y erotismo sesenta años de la vida de una mujer cubana. Es uno de mis tesoros.

Ana G. Mariscal dijo...

Hace tiempo que no me sorprende la temática de tus entradas, será que hablamos demasiado y es por eso que pongo más atención en la redacción y expresión que en la idea en sí.
Y sabes, siento felicitarte. Lo siento porque es lo mejor que he visto publicado hasta ahora, teniendo en cuenta que ya tenía un nivel muy alto el blog, es toda un lujo para la lectura :)

Con respecto a Fidel, qué decir, que se morirá, pero yo apuesto que tiene todo más que bien atado, sólo que debería haberse muerto sin tener el poder, al menos para comprobar que Cuba es algo más grande que él.

Javier Orcali McFly dijo...

Gracias por tu comentario ciccilio, con respecto a el comentadio de la Sra. Garrafa decirte que también creo que se tendría que haber quitado del medio hace tiempo, aunque la verdad no tengo del todo claro si lo que espera a los cubanos sin él es mejor que lo que tienen.
Por último Ana. Muchas gracias por tus elogios, creo yo que exagerados, pero mi ego que está aquí sentado conmigo dice que: "de puta madre". Con respecto a tu opinión tengo serias dudas que el colega lo tenga todo atado y como titulo la entrada es "enemigo de su propia revolusión".

Lulú García dijo...

Creo que, sin duda, la muerte es algo que nos ha de llegar a todos, es a lo que no podemos huirle y por lo que no podemos pagar. Concuerdo con la idea que planteas con respecto a Fidel, y hay un luto constante, por la revolución que ahora parece perdida.

Goria dijo...

Aunque no comente nada me siguen pareciendo interesantes tus entradas, y ya hecho de menos la de ayer, jeje

Un saludito
Gloria Avila

gloria dijo...

ok, ya lo vi, no se porque no podía verlo antes.

Gloria