martes, 20 de mayo de 2008

A la orden

Mata a esa persona, compórtate como un auténtico hijo de puta, jode, asesina o arruínale la vida a este otro. Es una orden, soy tu superior, por lo cual te puedes considerar exculpado, solo ejecuta como una máquina y el día que se te pidan cuentas siempre podrás decir: solo cumplía con una orden.

¿Que clase de sujeto es capaz de ser tan imbécil para ni tan siquiera plantearse el pensar por si mismo? La respuesta es la mayoría. Policías, militares, funcionarios. Cuanto cuesta pensar y no sólo a los antes citados, la mayoría de los seres humanos se comportan así, que tristeza de especie.

Así vamos y después quien escribe es radical por afirmar abiertamente, y sin pudor, que no tiene confianza alguna depositada en la humanidad. Sí no somos capaces de pensar y no hacer una cosa que ni siquiera nos planteamos si compartimos ¿qué podemos esperar?

Quién no hace barbaridades sólo por ser una orden tiene que enfrentarse a las consecuencias de ser autónomo, de tomar sus propias decisiones, algo que no es fácil. ¿Cuál es la solución? Seguir la corriente, ser unos auténticos canallas. Así vamos.

Lo siento señor, yo no voy a seguir lo que usted diga sin planteármelo, tendré que vivir como paria el resto de mis días, puede ser, pero mejor ser un paria que ser cómplice de está barbarie constante en que se ha convertido la humanidad. Yo no acato. Los demás ya sabéis: firmes y a la orden, idiotas.

1 comentario:

ArKaDaS De HipoKreSia dijo...

Me alegro de que te gustaran, pero a mí si que me ha gustado este. Aún piensan que lo que hacen es por defender a los ciudadanos y aún hay gente que no sabe que haríamos sin policía, sin ejército... Panda de inútiles. Alguien dijo una vez 'las atrocidades de las guerras se han cometido porque alguien obedeció en lugar de pensar...' Un beso