domingo, 8 de marzo de 2009

Cuchara del poder

Derroche de energía, caminatas igual de eternas que de agradables, trapicheos árabes y gritos a la tele. Música, palabras que intentan hacer el mundo un lugar menos desagradable, gorros, mucha rasta, piques tontos y comida selecta.

Proyectos que se retrasan pero no se olvidan, botellas de agua providenciales y tes igual de amargos que de desagradables. Cigarros que queman accidentalmente al tipo más grande posible y problemas que se olvidan por un rato.

Pensar que aunque se trate de una minoría todavía hay seres humanos que merecen la pena y poder, mucho poder. El poder de la cuchara: la cuchara del poder. Y sobre todo: atiriti ti ti titi teooooo ooohhh ooohhh y oba oba oba oba obee.

5 comentarios:

Pilar dijo...

Qué hijo de puta, has hecho llorar a la Mamma... (pero esta vez no te dará una bofetáh). Gracias por estos momentos tan increibles, sacas la sonrisa y la alegría a cualquiera. Hasta a un Emo le das ganas de vivir. Se te quiere tela :****

La sonrisa de Hiperión dijo...

Entretenidísimo blog el tuyo.
Saludos!

David dijo...

Muy buen blog. Quizá Modigliani, el más grande, solo pintó un cuadro con ojos, y fue precisamente, ya debes saberlo, el de Jane. jaja. Te invito a mi casa. Saludos!

MentesSueltas dijo...

Hola, vengo de Buenos Aires a conocer tu espacio, muy a gusto.

Te abrazo
MentesSueltas

Arkadas de Hipokresia dijo...

Quiero uno de esos cigarros y ese poder de olvidar los problemas aunque solo sea por un rato. Ya sabes, dame dolor imaginario para que el real no me mate. un abrazo