martes, 18 de noviembre de 2008

Miss 250

La entrada anterior hace número redondo. Si bien ahora voy tardando más que antes, porque el ritmo de publicación ha bajado claramente, de casi una entrada al día por una cada semana, poco a poco seguimos sumando.

Parece una tontería, pero me di cuenta que 250 veces me he sentado frente a un papel en blanco y he sacado algo, a veces mejor, a veces simplemente una reflexión corta, pero en todos los caso he sacado algo de mi.

Ahora soy una miss sin agobios, vivo en una gran ciudad y poco a poco me siento menos cateta, menos presionada y sobre todo más feliz. Es cierto que el ritmo de publicación ha bajado, pero me gusta más lo que publico ahora que antes y sobre todo no me impongo números, simplemente me gusta lo que hago.

Después de esta serie de reflexiones trasnochadas y regadas en nobles bebidas me despido hasta que me vuelva a dar por sentarme a escribir. Gracias anónimos y conocidos por seguir ahí y colaborar para que esta miss siga teniendo una larga vida.